Escrito por Susana Prosper de Un día es un día

We are the champions se escucha en todas las finales de futbol. La hemos escuchado miles de veces, pero no por eso deja de emocionar, y más aún si han ganado los tuyos. Los niños la conocen y la cantan mientras  ven a su equipo recoger la copa, pero muchos de ellos igual no saben quién la canta realmente. Realmente, la canta la reina, Queen.

 La banda empezó en 1970, en Londres. Al principio se lo tomaron con calma, ya que primero querían acabar sus estudios. Brian May, guitarra, estaba haciendo un doctorado en astronomía; Roger Taylor, batería, estudiaba odontología; John Deacon, bajo, ingeniería electrónica y Fredie Mercury, voz, ilustración y diseño.

Poco a poco, con tiempo, siendo teloneros de diferentes grupos, grabando discos con más o menos éxito, no sólo llegaron a triunfar en todo el mundo, sino que han conseguido ser uno de los grupos más importantes de la historia de la música. Hay quien los adora y quien no los aguanta, pero lo que sí está claro es que no dejan a nadie indiferente, porque ni Queen es sólo una banda de rock, ni Fredie Mercury es sólo un cantante.

 Su puesta en escena fue pionera, al incorporar focos y luces móviles, humo, etc. Efectos que antes no se habían usado en los conciertos. A esto hay que añadir el gran talento de Mercury, no sólo por su potencia de voz, sino por su capacidad de hacerse grande en el escenario. Todo un showman.

 Muestra de ello es el vídeo que traigo hoy. Es una actuación en el estadio de Wembley. Está absolutamente lleno. 72.000 espectadores. 72.000 personas emocionadas llenaron el estadio dos días seguidos el 11 y 12 de Julio de 1986. En total 144.000 personas, alabando a la reina, a Queen.  Ver a tanta gente unida por la música pone la piel de gallina. We are the Champions es la canción que cierra el concierto. La compusieron May y Mercury. Una de las estrofas es un agradecimiento a sus seguidores “You’ve brought me fame and fortune and everything that goes with it. I thank you all” (Me habéis traído la fama y la fortuna y todo lo que eso conlleva. Os doy las gracias a todos). Como colofón final, el publico canta “God Save The Queen”, “Dios salve a la Reina” ante la majestuosidad de Mercury ataviado con corona y capa.

 Voy a darle al play y a subir el volumen. Voy a emocionarme como si fuera  la espectadora número 144.001.