Estamos en agosto, mes de vacaciones por excelencia, y si eres de los afortunados que ha escogido Formentera como destino vacacional seguro que no te vendra nada mal conocer aquellos 7 planes que no pueden faltar en tu ruta turística por la isla.

Y es que cuando pisas la pitiusa menor los sentidos se activan y las cosas más insignificantes se convierten en experiencias y en recuerdos que siempre recordarás con una sonrisa. Así que…allá vamos con las cosas que no puedes dejar de hacer si visitas Formentera:

– Recorrerla en Bicicleta: si realmente quieres disfrutar de la parte más natural de la isla, no puedes dejar de perderte por los caminos flanqueados de savinas y descubrir nuevas rutas alternativas al mundanal ruido de las motorinos y las carreteras.

bicicletas

Alquilar un mehari: que por supuesto, va acompañado de cantar la canción del concocido anuncio de cerveza, con unas gafas de sol de lo más cool y sintiendo el aire en la cara. Eso sí, cuidadito, porque este Citroen no se conduce como estamos acostumbrados, y si vais con niños, lo más recomendable es ir “despacito y con buena letra”.

Meharis
Meharis (Foto: Ana Mateos)
– Ver una puesta de sol: evidentemente, si visitas la isla azul y no ves como el sol se esconde en el mar, es como si no hubieras estado. Lógicamente las mejores zonas para decir adiós al astro rey serán todas aquellas que den al oeste: Illetas, cala saona, las pisicnas naturales y como no, el faro de Es Cap.

– Visitar los faros: En línea con el punto anterior, tu visita se quedará en “nada” si no pones un pie en el paisaje desértico del faro de Es Cap de Barberia, y te metes en el agujero que da a un preciosa cueva con vistas al mar. Del mismo modo, sería imperdonable no llegar hasta el faro de la Mola, el punto más alto de la isla, y hacer una foto de tu sombra proyectada sobre el acantilado.

Cueva Es cap

– Comerte un bullit de peix al lado del mar: Hay muchos restaurantes donde podrás degustar este típico plato formenterer, que consta de un primero a base de pescado hervido y patata (que se acompaña de all i oli) y un segundo, consistente en un arroz tipo paella, hecho con el caldo de cocer el pescado. Te sabrá mucho mejor si te lo comes admirando las preciosas vistas del mar Mediterràneo. Puedes optar por una paella, si no quieres arriesgar con el bullit.

– Tomarte un café en alguno de los bares de la Plaça de Sant Francesc: el mítico es el Bar centro, con su terraza en medio (literalmente) de la plaza y mirando a la iglesia fortaleza. Os recomiendo madrugar un poquito, para que el calor os dé una tregua y disfrutar de ese frescor mañanero mientras lees un periódico en medio de la plaza del pueblo.

Iglesia Sant Francesc
– Perderte por las tiendas: Precisamente, ya que has madrugado para visitar “la capital” te recomiendo perderte por sus tiendecitas. Y es que Formentera a pesar de ser pequeña, tiene boutiques con mucho encanto. Te reto a no llevarte algo bonito de Vintage, Ca Teua, Majoral, Obi, Catalina House (todas en Sant Francesc) o de Mar Mar y Can Xicu (en la Mola).