La semana pasada me cogí (después de DOS años) unos días de vacaciones, asueto y relax. No lo notasteis porque Tita se quedó aquí como una campeona pilotando en solitario la nave del Ibiza Family.

Cosas de la vida (y de las traicioneras cervicales que se las saben todas) el día antes de volver me quedé total y absolutamente “enganchada”. Así que llegué en plan robotito (es decir moviendo la mitad superior del cuerpo cual bloque monolítico)  a una casa que, tras deshacer maletas, ya os podéis imaginar cómo quedó. El caso es que unas cosas y otras… (como las del inconsciente que también se las sabe todas) me han llevado a acordarme de Rosie: la fantástica robot doméstica de los Supersónicos.

Rosie, si no recuerdo mal, era pelín borde, pero encarnaba (no lo neguéis) la mejor versión del futuro tecnológico. Me he quedado tan colgada con el dulce recuerdo de Rosie que, casi sin darme cuenta, he comenzado a navegar en busca suya y de sus “hermanitos” en la vida real y he encontrado lo siguiente: Rosie existe!!!

La nueva Rosie es un “inventito” de Toyota que presentó hace ya cuatro años y que podría estar en el mercado dentro de un par más. Sí amig@s, es justamente lo que imagináis, la Rosie de Toyota limpia la casa, pone la mesa y hasta plancha!!! La quierooo ya!!

Para los que no puedan esperar hay otras opciones como los aspiradores inteligentes que seguro que ya conocéis o los robots de vigilancia. Otro robot que ya está en el mercado es Wakamaru, un robot inteligente fabricado por Mitsubishi y creado inicialmente para acompañar personas con movilidad reducida.

Este robot amarillo de un metro de altura, salió a la venta en 2005. Es capaz de conversar, recordar citas o eventos y reconocer caras. También detecta “irregularidades” y es capaz de dar un aviso telefónico!!! La niñera ideal? El único pequeño inconveniente es un precio de 10.000 euritos de nada.