Se acerca la noche más corta del año, la más mágica y qué mejor que celebrarla con un festín culinario que podemos preparar en familia y que nos dejarán muy buen sabor de boca: los ‘macarrons de Sant Joan’. Aunque su nombre nos lleva a pensar directamente en el municipio del norte de la isla, lo cierto es que están muy presentes durante todo este mes de junio en las casas de toda la isla y también de Formentera.

El origen de esta particular versión dulce de pasta no está claro, aunque sí parece evidente que, dado lo básico de sus ingredientes, nos lleva a pensar en un contexto humilde en el que los macarrons se convirtieron en una tradición tan popular que ya existen decenas de versiones para elaborarlos.

Macarrons de Sant Joan (Imagen: Wikipedia)

Nuestra propuesta es hacerlo en familia y aprovechar la oportunidad para acercar a los más pequeños a las tradiciones culinarias más arraigadas de las Pitiusas. Nosotros tenemos dos versiones, la tradicional, solo con agua (recuperado y publicada por el Ayuntamiento de Sant Joan en su página web) y una segunda en la que la leche se cuela entre los ingredientes de nuestro plato.

La receta tradicional:

250 g de macarrons

3 tazas de agua

2 cucharadas de aceite

1 cucharada de sal

Piel de un limón

400 g de azúcar

Canela

Se pone a hervir agua dentro de una olla con la piel del limón, unas gotas de aceite, una rama de canela, sal y azúcar. Se deja hervir hasta que la pasta está cocida y entonces se mezcla todo y se pone azucar por encima.

Con leche, más cremosos:

250 g de macarrons

250 g de azúcar

1 l de leche

Piel de limón y naranja

Canela en polvo, agua y sal