Hay playas en la isla a las que los de aquí sólo pisamos de octubre a junio. Con la llegada del estío parecen colgar el cartelito de Only For Adults o, lo que es peor, Sólo para Adultos o Niños con Niñera. Eso quiere decir que las condiciones de estas playas especiales hacen que los que vamos a nadar con toda la tribu (niños a mogollón, picnics improvisados, cubos, palas y enooorrrmes toallas) no nos acabemos de encontrar del todo a gustito y optemos por otras rutas más amigables y marginales. ¿Que por qué? Pues porque estas playas que, por cierto, se cuentan entre las más bellas de la isla, son tomadas por los Beach Club y parkings de pago a no menos de 4 eurazos, así te quedes una horita nada más! A mediados de junio, mullidas, albinas e inmaculadas hamacas toman la casi totalidad del espacio disponible en la arena y hermosísimas huries Dry Martini en mano pasean palmito entre los castillos de arena y vuelos de cometas con forma de golondrina fosforescente de nuestros retoños. Y comenzamos a sentirnos incómodos y a pensar en migrar hacia calas más cálidas y ubicadas normalmente más al norte de la isla. Calas en las que nuestra cometa, enorme toalla y aceptable michelín son bienvenidos.

sessalines beach cometa.jpg

sessalines niños ibiza

Así que estos días pasados, estos días de cielos de profundo azul mediterráneo, nos hemos dedicado a recorrer y despedir hasta el próximo otoño estas playas que en breve cerrarán sus puertas a las familias de a pie. La primera de ellas incluso ha cambiado de nombre: la antigua Cala Bassa, hoy se apellida CBBC (Cala Bassa Beach Club). Esta deliciosa bahía de arena y roca en sus extremos, que cuenta con una pinada fabulosa para picnic y siesta a la sombra, ha sido tomada entera por una única empresa que gestiona la totalidad de los antes chiringuitos y hoy beach tematic restaurants fashion fashion alto standig. 

cala bassa beach playas ibiza

 

Pero a esta altura del año, aún conserva el sabor de antaño. Las hamacas no están puestas, sólo hay abierto uno de los Beach Restaurants etc, etc y todavía se puede aparcar en la carretera huyendo del enorme y bien delimitado aparcamiento de pago. Lo pasamos genial! Cala Bassa a secas merece mucho la pena. 

playa sessalines ibiza orton.jpg

Y seguro que ya sabéis cual es la otra playa que hemos visitado estos días. Ses Salines, una de las calas más hermosas de la isla y enclavada en pleno Parque Natural, también cierra sus puertas en junio.

sesalines beach orton.jpg

sessalines beach

Aves de todo pelaje toman entonces Parque y Playa. Sus huríes llegan a superar a las de CBBC a las que machacan en glamour y sofistication. Puede, sin embargo, que en esta playa encontréis algún chiringuito más amigable, pero la dificultad de encontrar aparcamientos libres y los embotellamientos que se arman en la única carretera de acceso en las horas punta, la hacen también sólo apta para primavera.

Así que familias residentes y visitantes, aprovechad y visitad estos días Cala Bassa y Ses Salines porque ha empezado la cuenta atrás!