¿Sabías que cada vez que los músicos tocan sus instrumentos explosionan fuegos artificiales en sus cerebros?En ocasiones, puede dar la sensación que están serios, calmados y concentrados mientras leen sus partituras y acarician sus instrumentos con movimientos precisos. Pero ¿qué ocurre dentro de sus cerebros?

Mediante resonancias magnéticas llevadas a cabo durante diversas tareas como lectura, resoluciones matemáticas, audición de música…etc, se activan zonas concretas del cerebro. Sin embargo, cuando se realizan dichas resonancias durante la reproducción de una pieza musical, son múltiples las zonas iluminadas.

musica bienestar para nuestro cerebro

Si escuchar música hace participar al cerebro, tocar un instrumento es el equivalente al entrenamiento completo.

Los neurocientíficos observaron que tocar un instrumento involucra prácticamente todas las áreas del cerebro a la vez, en especial la corteza visual, la auditiva y la motriz. El estímulo del cuerpo calloso, puente entre ambos hemisferios, permite a los músicos adultos resolver ciertos problemas con mayor rapidez o creatividad tanto académica como socialmente.

Por si esto fuera poco, escuchar nuestra canción favorita libera endorfinas, aumentando nuestro bienestar y buen humor.

¿Necesitas alguna otra razón para elegir instrumento?