La Primavera es lo que tiene, que viene y va y al final uno ya no sabe qué ponerse ni adonde ir…
Como ya os contamos, mi hija Alba (8 años) me ha estado pidiendo, insistentemente, que hiciéramos un pequeño huerto en casa. La verdad es que me pareció una estupenda idea… el hecho de que se hiciera cargo de una tarea importante que, además, implica respetar el medio ambiente, comer sano y un montón de valores más y me hizo sacar el gen de madre de pormisniñashagoloquesea y salió el sol y me lancé, sin red, al momento: Nos vamos a comprar los planters!!!
Pues ahí que nos “plantamos” en la tiendecita de Ibiza de toda la vida a hacer cola (porque ahora nos a dado a todos a la vez por hace el huerto…).
Allí estábamos, detras de un señor (bien mayor) que se estaba haciendo con su nuevo huerto…”es que ahora llega el verano y uno puede comer durante mucho tiempo de lo que le da el huerto”, me dijo mientras encargaba tomates, pimientos y demás hortalizas…
La verdad es que, con la que está cayendo (me puse en modo Mafalda), tener un par de jardineras llenas de hortalizas seguro que nos va bien….
Aquí podéis ver parte de nuestros planters junto a un delicioso manojo de espárragos de Ibiza.
Pues nos pusimos manos a la obra y a cavar se ha dicho!
Aquí ya habíamos preparado el terreno…limpiar la tierra de piedras, mimarla con tierra nueva  y prepararla para sembrar nuestras plantas…
Poquito a poco fuimos sembrando nuestras lechuguitas, tomates, calabacines, berenjenas y hasta unas plantas de albahaca, que ahuyentan los mosquitos y además están buenísimas!!!
Prometemos fotos cuando el huertito empiece a dar sus frutos!
Como ya sabéis, nos gusta la fruta y la verdura ecológica, rica, bien tratada y  es que… si además de “de la tierra” es de temporada, pues mucho mejor.
Hoy os enseñaremos una finca ecológica en Ibiza que se dedica a todo esto y que, además, visitaremos este sábado porque hacen su especial Opening Party. Es la finca de Ca na Berri, en Sant Jordi.
Si no os podéis acercar, ya os traeremos el reportaje para que la visitéis otro día!