El Mercadillo de Sant Jordi en Ibiza sería lo que el Rastro a Madrid o Las Pulgas a París… salvando las distancias, claro. Es ese tipo de Mercadillo en el que uno va a “perderse” un poco, a pasear entre los puestos, sin demasiada prisa, sin demasiado interés por comprar y sin demansiadas pretensiones. Uno va y luego allí ya encuentra o no lo que va buscando. Aunque tampoco hace falta buscar nada, a veces uno encuentra, sin más.

Con esas ganas de perderme me lancé, cámara en ristre, a disfrutar de las vistas, de la gente y de la mezcla que se respira en el Mercadillo de Sant Jordi: ropa, verduras, trastos viejos, marcas, artesanía, aparatos electrónicos en desuso, diseño, música, segunda o tercera mano… en el Mercadillo de Sant Jordi puedes encontrar de todo.

Mercadillodesantjordi-general

Mercadillodesantjordi-camaras

mercadillodesantjordi-plantas

Encontré a Pedro y me maravillé con su trabajo totalmente artesano, que realiza con libros viejos y que convierte en piezas únicas, en preciosas cajas para guardar secretos. Trabaja duro, intenta que el título y el contenido del libro se vea reflejado en las ilustraciones que elige para darle nueva vida a los libros. Eso es respeto! Vacía los libros, los trata y convierte en maravillosas cajas. Pedro también trata la madera y no hay ni una que se resista a su imaginación: en su pequeña mesa nos muestra candelabros, floreros, cajas, lámparas…

Mercadillodesantjordi-libros

También encontré a Katie en su puesto de telas de la India, con una increible oferta en cojines y puffs… (volveré, si está en Ibiza todavía, a por ellos). Cuenta que pasa el invierno en India, cerca de una de las familias que cosen los cojines, cubrecamas y puffs para ella. Juntos eligen cuidadosamente las telas que provienen de saris y de antiguos trozos de telas indias. Los cosen pedazo a pedazo. Durante el invierno trabaja junto a ellos y en verano viene a la isla a vender.

mercadillodesantjordi-india

 

Lo que más gusta a Pedro y a Katie del Mercadillo de Sant Jordi es su mezcla, los tipos de personas tan distintas con las que se pueden encontrar … a mi también.

Suena un disco de jazz a lo lejos. Acudo y me encuentro con un puesto de CD’s de segunda mano y recuerdo cuando iba a trastear a la mítica cadena de tiendas de música de segunda mano “La Metralleta” en Madrid… donde se podían encontrar verdaderas joyas musicales. Me quedo un rato revisando títulos y me llevo uno. También vende vinilos. La vuelta del vinilo, si es que algúna vez se fué . Me plateo comprar un tocadiscos este invierno.

Sant-Jordi-Discos

Me pierdo entre el olor a incienso. Rebusco entre cajas de cristal y cerámica. Encuentro algunas piezas de los 60. Me pregunto, ¿serán auténticas?

Mercadillosantjordi-cajas

 

Y me marcho con la sensación feliz de haberme perdido un rato… un viaje largo en muy poco espacio y tiempo.

 El Mercadillo de Sant Jordi está ubicado en el Hipódromo de Sant Jordi (Sant Josep de sa Talaia) y es uno de los más veteranos de la isla.

Esta abierto todos los sábados de 8:00 a 15 horas.