Escrito por Susana Prósper de Un día es un día

 

 

Donovan, compositor, poeta y guitarrista, nació en Escocia el 10 de mayo de 1946, así que hace unos días fue su sesenta y ocho cumpleaños. Empezó su carrera en los 60’s. Al principio lo llamaban el Bob Dylan británico, ya que comenzó siendo un cantautor más o menos folk, pero pronto se deshizo de esa etiqueta decantándose por un sonido mucho más psicodélico.

 

En 1967, después del éxito de Sunshine Superman, volvió a impresionar con el álbum Mellow Yellow. El porqué del nombre no acaba de saberse, algunos lo achacan a la textura suave de los plátanos o a los efectos de fumar sus hebras y otros al Ulises de James Joyce, ya que en la página 719 de la primera edición americana aparece “mellow yellow” refiriéndose a las nalgas de Mrs. Marion Bloom. La traducción sería algo así como “meloso amarillo”. Cada uno puede quedarse con la explicación que prefiera, a mí la de Mrs. Bloom me encanta. 

 

A Donovan se le atribuye ser parte del origen del movimiento denominado Flower Power ya que en la presentación de este álbum en el Anaheim Convention Center de California, en noviembre de 1967, se decoró el escenario con más de dos mil flores, consiguiendo el asombro del público. 

 

Se puede decir que Donovan fue uno de los primeros hippies. Se fue a vivir al campo con su esposa e hijos y viajó a la india en muchas ocasiones trayéndose de allí sonidos diferentes, ideas, e influencias nuevas. 

 

Y ahora ya os dejo con Mellow Yellow, con Donovan, con su guitarra, con su voz y a los coros, ni más ni menos que, con Sir Paul McCartney.