Tengo especial debilidad por Dalt Vila. En Dalt Vila nació mi hijo Marc y nos fuimos porque al crecer la family literalmente dejamos de caber en nuestra minipreciosacasa (la cocina -en la que  llegábamos a cocinar para ocho- era el bajo de una escalera!!!). Reconozco que nos fuimos llorando, Dalt Vila tiene un feeling distinto y solo hay que cruzar cualquiera de sus accesos para darte cuenta de que has abandonado la city de Vila y has entrado en un lugar especial, no en vano todo el recinto amurallado es, desde 1999, Patrimonio de la Humanidad.

foto dalt vila

 

El caso es que por lo visto esta debilidad es una cosa familiar. Mi hermana Luci, que ha terminado de estudiar este año, se ha mudado a una miniminicasa en Dalt Vila y, junto a su chico Joan, se ha liado la manta a la cabeza abriendo primero Sa Moderna, una pequeña tienda en la que en su sección de DIY Project “customiza” camisetas, camisas, shorts, bodys de bebé… es un peligro! porque ahora cualquier pieza de ropa que cae en sus manos acaba transformada en otra totalmente distinta… aunque, por suerte, mucho más molona. (Ah, por cierto, la sección de auténtica ropa vintage también merece visita aparte).

foto luci 1

 

Así empezó Luci el verano, sólo que las circunstancias hicieron que haya acabado el estío llevando también el precioso barecito de s’Escalinata (situado, por cierto, al salir del túnel de Portal Nouy enfrente de sa Moderna). En s’Escalinata (voy a aprovechar par hacer un poquito de promo by de face) podéis picar algo: un poquito de Hummus, una ensalada, tomar una cañita bien fresquita o dejar que caiga la tarde a la sombrita de las sombrillas de alguno de los espectaculares cócteles de mi cuñado Joan.

sescalinata.2

 

Bueno, como os decía,  ya os imaginaréis que me he pasado el verano subiendo y bajando a Dalt Vila (y haciéndome íntima, de paso, de los vigilantes que regulan el acceso de coches). Muchas mañanas he acabado haciéndole la compra a Luci (y sonriéndole al vigilante para que me dejase subir a dejársela… si,si, si lo sé, lo que se llega a hacer por una hermana!). El caso es que cada vez que cruzaba el tunel, el tiempo, que en verano parece acelerarse hasta conseguir que los días superen las 72 horas volvia a correr a segundo por segundo. ¿Queréis comprobarlo?

 

S’Escalinata.

Teléfono: 971 306193

 

Facebook

 

Dalt VIla

Se accede cruzando el acceso de Portal Nou.(Al otro lado del parque Reina Sofía) Justo al lado de Plaça del Sol.