Uno de los grandes tópicos de Ibiza es que Vila (la ciudad de Ibiza) concentra el patrimonio histórico y la movida nocturna más fashion; Santa Eulària, el turismo tranquilo y familiar y… Sant Antoni de Portmany? …pues… bueno… el lugar con la puesta de sol más bonita del mundo y…. el municipio que concentra un mayor número de turistas jóvenes con ganas de pasárselo bien.

Desde Ibiza Family queremos desmentir rotundamente el tópico: Sant Antoni es un lugar ideal en el que pasar un fantástico día con los niños!!! Con el fin de cazar definitivamente el mito, os proponemos varias actividades para pasar el día sin salir del municipio.

Hoy os proponemos la primera de ellas: Una visita al Aquarium de Cap Blanc.

Sa Cova de ses Llagostes o El Aquarium Cap Blanc es un gran acuario marino instalado en una cueva natural, donde habitualmente se puede observar una representación de las especies marinas típicas de Ibiza: meros, langostas, morenas, congrios, rayas, doradas… Lo que hace diferente este Acuario es que se trata de un centro de recuperación de especies en activo. Un auténtico centro médico en el que no es raro ver alguna tortuga centenaria recuperándose de alguna herida…

A mi hijo Marc, de 9 años, le encanta ir a pasar la tarde y cuando le pregunté, para escribir este post, por qué le gustaba tanto, no tuvo ninguna duda!!:
– Pero, mamaaa, por qué va a ser? Por todo! Ya no te acuerdas del pulpo y la tortuga y esos peces grandes que creo que se llaman doradas… Además, es un hospital, eh?

Por lo demás, situado cerca de la playa de Cala Gració, tiene una maravillosa vista sobre la Bahía de Sant Antoni y a la puesta de sol. A la entrada, un pequeño chiringito sirve bebidas y en verano, algunos fines de semana, se organizan sardinadas, las fechas pueden consultarse en la página del Acuario o llamándoles por teléfono.

Cap Blanc está cerrado en invierno (al menos éste, un año en el que también ha estado en obras) y sólo abre de mayo a octubre. El precio para los adultos es de 4,5 euros y para los niños de 2,5 euros. Si sois residentes, debéis decirlo! Tenéis que ir en dirección a Cala Gració hasta que veáis el cartel indicativo. Aparcáis… y el acceso es andando por una pasarela de madera. El paseito, las vistas y el entorno merecen la pena, sobre todo tan cerquita del pueblo.

El Aquarium dispone de un pequeño muelle en el que, durante la temporada, podéis coger uno de esos barcos con cristal en el casco para ver el fondo marino y que es otra propuesta a tener en cuenta!!!

Así que… lo dicho, si no tenéis plan para ir con los niños… acercaos a Sant Antoni. No os defraudará!!!