Ya os conté que mi hermana Luci regentaba cada verano la preciosa mini-cafetería de s’Escalinata en la calle Portal Nou de Dalt Vila. Está siutada justo al lado de la Plaza del Sol y justo enfrente del túnel de acceso, así que algunas/muchas mañanas me dejo caer por la zona.

escalinata

Dalt Vila me encanta; ya se, ya se que os lo cuento cada vez que tengo oportunidad, pero… es que me gusta en invierno cuando no hay nadie más que los pocos y fidelísimos residentes de la zona, en las estaciones intermedias cuando se dejan caer algunos turistas de feeling tranquilo y relajado, e incluso en esos días de  verano en que las hordas nos atacan y los residentes soñamos con emigrar a paises fríos y lejanos!

dalt vila

Me gusta tanto que incluso en esos días de canícula estival encuentro la paciencia, el tiempo y las ganas de contarle a todo turista que me pregunte, y que lo quiera escuchar, que Dalt Vila cuenta con varios balauartes museizados que merece muchísimo la pena visitar. Que uno de ellos, el de Sant Pere, está justito enfrente nuestra:

-Dónde?

-Pués justo ahí, sí, sí fíjese, si se asoma a la plaza puede ver la entrada al mismo.

sant pere

 El que ven, al asomarse a la Plaza del Sol, no es otro que el Baluart de Sant Pere, la fortificación renacentitsta diseñada por el ingeniero Giovanni Battista Calvi en el Siglo XVI.  Les explico también que se pueden visitar las casamatas  -que son los pequeños patios en los que se ubicaban las piezas de artillería-  Y que a este baluarte se accede por un túnel que conecta con el corredor del Portal Nou. Una vez en su interior una unidad museográfica muestra cómo fue posible la construcción de una obra tan grandiosa como el recinto amurallado de Dalt Vila.

sant pere v

sant pere-interior

sant pere 2

A mis niños les encanta  esta mini excursión  y la solemos hacer varias veces al año. 

Os recomiendo, sin embargo, y ya que estáis en faena, visitar también el Baluart de Sant Jaume