Dos herramientas para hablar con los adolescentes y un libro que no tiene desperdicio

Esta semana en Radio Ibiza  hemos hablado de cómo hablar con los adolescentes, pero quiero comenzar este post con la recomendación musical de Susana Prósper porque conviene recordar cómo se sienten, cómo nos sentíamos nosotros en aquel momento. Conviene conectar con nuestra propia adolescencia para poder entender mejor, salvando las distancias, de qué va nuestro hijo adolescente.

Así que, con todos ustedes, Cena recalentada de Golpes Bajos

¿Hecho? ¿Reconectados?

Pues ahora dos estrategias maravillosas que este fin de semana aprendí de estupendo taller que impartió Sharon Loretzer  para padres y madres de adolescentes.

1.- A menudo el conflicto puede disolverse si simplemente somos capaces de alejarnos y eliminar la emoción que nos está produciendo. Tratar de “observar” a nuestro hijo desde la distancia decidiendo en qué parte de aquello que está generando el conflicto podemos y queremos actuar y qué paste es únicamente suya y es él/ella (y no nosotros) quien debe resolverlo.

2.- Los adolescentes hablan mejor si no se sienten amenazados por una atención y curiosidad incisiva. Hay momentos idóneos como cuando vamos en el coche y dejamos fluir la conversación sin demasiada carga.  Es el momento de estar atentos a la información que nos proporcionan.

 

Si queréis más estrategias de comunicación con nuestros hijos os dejamos enlace a un librito (pdf gratuito) que no tiene desperdicio: Cómo hablar para que los niños escuchen y como escuchar para que los niños hablen! 

Y si queréis saber más sobre cómo hablar con los adolescentes os dejamos aquí el podcast de Radio Ibiza! Gracias por escucharnos!