Hay niños que pintan animales, otros barcos o coches o personas… mi hijo Marc pinta insectos. Dibuja bichos desde que tenía…no se… unos tres  o cuatro años. Dibuja insectos simples o un poco mutantes, con o sin alas, con o sin rayas, con o sin antenas, pero sobre todo los pinta  con el número de patas adecuado. Y no se os ocurra preguntar si su último dibujo es una araña u otro insecto…

Pero mamá, por favor, no ves que tiene 6 patas? (luego insecto), o bien, – Peeeero cómo va a ser un bicho!!! ¿No ves que es un arácnido de oooocho patas? (respuesta condescendiente donde las haya)

Bueno, el caso es que estaba navegando un poco… cuando he encontrado en Bkids un sencillo Do It Yourself que me ha hecho pensar en él y creo que este finde le propondré llevarlo a cabo.

Por si os animáis vosotros también aquí os lo dejo:
– Primero hay que pintar el bicho en cuestión y perfilarlo con un rotulador negro.
– Para mantenerlo estiradito y que no se arrugue le podemos pegar un pequeño palo que cortaremos a medida y en el que engancharemos un alambre fino.
– El alambre hay que atarlo a otro palo (o caña) con un poco de cinta adhesiva y…listo!!! Nuestro bicho está preparado para levantar el vuelo por toda la casa!!!