El barrio de ses Païsses, en Sant Antoni, se convertirá el próximo sábado 26 en el escenario de una particular  gimkana nocturna que enfrentará a grupos de supervivientes y muertos vivientes de las 23 horas hasta las 7 del domingo 27.

Captura de pantalla 2015-09-16 a la(s) 21.03.58

Los participantes en el crucero zombie que atracará en Eivissa el día 25 iniciarán una serie de juegos y pruebas que les llevarán el sábado hasta ses Païses, donde los residentes en la isla podrán unirse a este circuito para superar obstáculos e inscribirse como zombies o como supervivientes.

Las pruebas sorpresa se desarrollarán por todo el barrio. Los supervivientes tendrán que intentar llegar hasta el amanecer sin que ningún zombie se los ‘coma’. Cada vez que un superviviente sea alcanzado por un zombie deberá retirarse o bien volver al polideportivo de ses Païsses donde será maquillado y transformado en muerto viviente. La ‘cacería’ de ses Païses será la trigésimo cuarta organizada por la empresa World Real Games, que ha puesto en marcha este tipo de jornadas en diferentes localidades y que destinará más de 60 actores-vigilantes. Además, también habrá coordinación con Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil.

La Asociación de Vecinos de Can Bonet colaborará en esta experiencia e instalará barras para vender comida y bebida a precios populares durante la noche para que los participantes puedan recobrar fuerzas. Quienes se inscriban como supervivientes (a través de internet o el mismo día en el polideportivo) deberán pagar 33 euros y los que prefieran ser zombies y se maquillen en casa tendrán que abonar 19 euros. Las entradas se venderán en el Punt Jove a precio reducido para los residentes en el municipio (25 euros para quienes deseen participar como supervivientes).

En esta gimkana está totalmente prohibido el consumo de alcohol y sustancias estupefacientes, quienes los consuman podrán ser expulsados del juego.
Los menores de 10 a 14 años sólo pueden participar si van acompañados por un adulto y los jóvenes de 14 a 18 años necesitan autorización paterna.

A día de hoy ya hay más de 200 inscritos (sin contar a las 300 personas que viajan en el crucero Survival Zombie).
Los participantes no se moverán en masa sino que deberán superar las pruebas en pequeños grupos.