Uf! Por un momento llegamos a pensar que esta semana nos quedábamos sin nuestro DIY en la Cocina, cortersía de La Arquiteca. Silvia llegó, como cada semana, puntual y con su maletín mágico dispuesta a “improvisar”, porque nunca hasta ayer los había hecho, dos DIY nuevecitos de trinqui. Yo le había dicho que tenía antojo de Sushi desde hacía días, así que Silvia llegó con un pequeño invento del TBO  para convertir los palillos chinos en unas pinzas fáciles de usar que resultó un pequeño fiasco. Para que veáis que hasta los más grandes (y me estoy refiriendo a La Arquiteca) son humanos a la hora de hacer manualidades, je, je..

Bueno…pues pasamos al segundo: cítricos que se vacían, se  rellenan de aceite y, con el mismo eje central (esa piel blanca que queda entre los gajos), se hace la mecha. Reconozco que cuando me lo explicó, la miré incrédula.

-No funcionará.

-No?

-No

-Probamos?

-Probemos

Y…funcionó! Nos emocionamos tanto que acabamos bajando a la tienda a comprar más y más cítricos: nos hicimos con una naranja, un limón, una lima, un pomelo…y hasta una granada. ¿Los más chulos? Sin duda el limón, la naranja y la lima, e incluso me atrevería a decir que por este orden. El pomelo vacio tenía un rojizo más bien poco agraciado y la granada tampoco quedó especialmente bien. Pero el limón y la naranja y la lima, señores, fueron la bomba!! Me gustaron tanto que ya no pienso volver a comprar un vela!!! Hasta Germàn, que justo llegó en el “momento limón”, se lió a hacer las fotos que acompañan este precioso post. Vamos que fue un DIY realmente divertido!!!

 MG 9328

 MG 9395

 MG 9381

 MG 9387

El modo de hacerlo, pues…tal y como os lo imagináis: con una cucharilla vaciáis la pulpa intentando dejar el eje central, que os servirá de mecha, intacto. Si se os rompe, siempre se puede improvisar una mecha. De hecho,  reconozco que a la granada le improvisamos una hecha con una pequeña gasa enganchada a una moneda!.Voilà!

Ya sabéis: materiales: cítricos, una cuchara y aceite.

Para las mechas (en caso necesario): gasa y una moneda para que haga de contrapeso!

Feliz DIY!