Creo que no os lo hemos dicho aún, así que EXTRA, EXTRA!!! hemos llegado a un acuerdo con Silvia, de la Arquiteca, para que cada dos semanas (más o menos) haga una manualidad especial para vosotros. Quedaremos con ella (de hecho hemos fijado mi cocina como principal punto de encuentro) y llevaremos a cabo, en vivo y en directo, DIY aptos para todos los públicos! La idea surgió después de que hiciésemos y os mostrásemos hace unas semanas las fantásticas macetas autorregantes a partir de botellas de plástico azules. Se lo propusimos, aceptó y hace unos días volvió a mi casa cargada con su Especial DIY Bag, un maletín que os aseguro que merece post aparte ! 

El caso es que llegó con varias propuestas para que yo eligiese y…no tuve ninguna duda: El comedero para pájaros!! Creo que ya os conté que Germán se pasa buena parte de sus días libres de invierno con la cámara fotográfica montada en el trípode enfocando el balcón y “cazando” los pajaros que vienen a comer y beber en sus improvisados comederos y bebederos. Así que entenderéis por qué  ésta me pareció la mejor manualidad posible!! Germán, que está feliz como una perdiz con su comedero nuevo, nos ha hecho la foto de portada y nos ha prometido pasarnos las fotos cuando los pajaros comiencen a venir a comer!! Espermos que les guste!!! 

Bueno, sin más preambulo, os cuento cómo lo hizo Silvia. 

Materiales: 

1 Botella de plástico (si es azul queda más bonita)

2 cucharas (de madera si es posilbe)

1 cúter

Hilo de pescar

Comida para pajáros. 

 P1030187

A unos dos dedos de la base se realizan dos cortes en forma media luna con el fin de encajar la primera de las cucharas. Unos tres dedos más arriba se realizan dos más e introducimos la seguna de las cucharas. El no situar las cucharas muy arriba tiene un sentido: cuanto más arriba situemos las cucharas más grano necesitaremos para llenar la botella y que éste caiga (por nuestro agujeros en forma de media luna) dentro de las cucharas. 

 P1030191

Silvia me ha explicado que los cúters más manejables son los que no son muy gruesos porque se pueden coger como un boli y cortar de manera más precisa.

P1030203

El hilo de pescar es para poder colgar la botella donde deseemos. Lo más práctico es con un punzón hacer una pequeña incisión en el tapón de la botella, pasar el hilo y hacer unos cuantos nudos de modo que éste no vuelva a salir).

Listos únicamente nos queda introducir la comida en la botella y colgarla en nuestra ventana, balcón, terraza, jardín…etc. 

FELIZ DIY Y GRACIAS A LA ARQUITECA. 

A Silvia la localizáis vía mail o a través de nuestra página.