El Carnaval está a la vuelta de la esquina y en casa estamos todavía sin disfraz. Así que necesitamos pensar en un disfraz de carnaval rápido, fácil y resultón. Si además podemos implicar a los pequeños de la casa en la elaboración del mismo, mejor que mejor.
Para nuestros disfraces este año hemos pensado aprovechar prendas que ya tengamos en el armario y material a nuestro alcance fácil de trabajar.
-Vamos con la opción más sencilla de todas, el disfraz de payaso:
Necesitaremos camiseta y pantalón o chandal del mismo color. Cartulina para el collar y el gorro, lana para los pompones y un poco de laca y maquillaje de nuestro neceser para la caracterización
del personaje. Como veis, nuestro disfraz de payaso quedará mas logrado si elegimos dos o tres colores y los combinamos entre sí.

 

Vía Pinterest

 

Disfraz de piña: Otro disfraz de lo más sencillo es el de piña. Solo necesitaremos una prenda amarilla y cartulina, fieltro o goma eva en color verde para las hojas. Cortaremos tiras gorditas terminadas en punta y las pegaremos entre sí. Podemos sujetarlas a la cabeza con una goma, o pegarlas a una diadema para asegurarnos de que no se caigan.

Via SugarBeeCrafts

 
-Atacando el tarro de algodones para el disfraz de ovejita:
Parece complicado pero no lo es. Partimos de una base de camiseta o jersey negros, leggins o pantalones del mismo color; además, necesitaremos una base para el manto de nuestra oveja, que puede ser un pichi viejo, o una sudadera a la que previamente le recortaremos las mangas y un gorrito de lana viejo. Unas bolsas de algodones redondos, cola y paciencia harán el resto. Solo nos faltaría rematar con unas orejas de cartulina, fieltro o goma eva en color negro.

 

Via Pinterest

 

Disfraz de caracol: Para elaborar este disfraz, necesitaremos un rollo de papel kraft, muy fácil de encontrar en cualquier librería. Estiraremos el papel y lo doblaremos en una tira, no perfecta. Una vez la tengamos, crearemos un rollo con ella y le añadiremos unos tirantes para poder llevar nuestro caparazón a la espalda. Con el mismo papel, crearemos dos cuernos y los pegaremos a una diadema. Solo necesitaremos acompañar estos dos elementos con ropa de color marrón o verde.

Via Pinterest

 

Disfraz de llama: Por último, vamos con el último disfraz, el de llama. Necesitaremos una caja, y la cortaremos por la mitad. Una parte la utilizaremos para el cuerpo del animal, al que añadiremos unos tirantes para poder colgarnos la llama. La otra parte de la caja la desmontaremos para crear la cabeza y la cola del animal. Para pintarla, podemos adquirir un spray de pintura de secado rápido y añadirle detalles con un rotulador permanente. Completaremos el disfraz con un gorrito pixie o de estilo peruano y un poncho a los hombros.

 

Disfraz via Mermagblog

Nosotras nos ponemos manos a la obra, y vosotros ¿qué disfraz tenéis entre manos?