Beatriz Jimenez es psicóloga y responsable del centro de psicoterapia Sanamente y está firmemente convencida de que los niños son niños y tienen que comportarse como tales, lo que significa que sobre todo deben jugar…y mucho!  Por eso la hemos invitado a que nos hable sobre éste y otros muchos temas relacionados con los niños. Para su primer artículo ha elegido el Juego como tema central: ¿Jugar es cosa de niños?

Efectivamente, y cuando un niño/a no juega nos está enviando una señal de alarma, algo le está ocurriendo y tendremos que averiguar qué es.

Junto con el dibujo y la expresión corporal, el juego es el principal medio de comunicación de los niños.

La falta de tiempo

Los adultos tendemos a contagiar nuestra ajetreada vida a los más pequeños llenándoles de actividades, nos tranquiliza la sensación de tener todo controlado. Si va al colegio seis u ocho horas, después actividades extraescolares, tres hojas de deberes, baño y cena; parece que ha aprovechado el día ¿verdad? Tendemos a confundir el juego con diversión y ésta con pérdida de tiempo, con desviar la atención de las cosas importantes como los deberes y se nos olvida que jugar es la mejor forma de aprender.

unnamed-1

En el cole

Estar quieto y serio no es sinónimo de saber más o aprender más rápido, en las escuelas se están dando cuenta de que es motor del aprendizaje y la motivación. Personalmente, las clases que más recuerdo del colegio eran las de matemáticas ¡sí, lo que oyes!… porque el profesor las hacía divertidas y las de inglés cuando aprendíamos las canciones de Madonna con un karaoke.

¿Para qué jugar?

Jugar es prepararse para la vida adulta a través de la imitación (¡qué importante el modelo que les brindamos), del ensayo-error en un entorno seguro, jugar significa desarrollar la autonomía al poder hacer y deshacer, aumento de la autoestima ¡lo he logrado!, explorar y aprender límites porque nuestros actos tienen consecuencias si empujo la torre de bloques se derrumba y hace ruido, desarrollo de la creatividad e imaginación ¡soy un súper héroe al rescate!

Cuando permitimos que un niño juegue estamos favoreciendo, en definitiva, que sea feliz y desarrolle las habilidades necesarias para desenvolverse con soltura en la vida.

En próximos posts profundizaremos sobre cuándo, cómo y con qué jugar, pondremos ejemplos y daremos ideas sobre cómo disfrutar al máximo del tiempo que compartimos con nuestros hijos/as.

  Sanamente www.sanamente.es Teléfono: 678 555 241

 

sanamente