Nuestra amiga Lina responsable del mítico Forn d’es Tabaquet nos cuenta de nuevo todos sus secretos. Esta vez a la hora de elaborar una Coca de pimientos y olivas negras (coca amb pebrera).

coca

Al lío: ingredientes.

Aceitunas negras (verdes también sirven, no queda tan bonito pero está igual de buena)

Pimientos asados al horno, pelados y cortados a tiras (hay que cortarlos con la mano y al hacerlo conviene tener al lado un bol con agua para ir quitándose las pepitas y facilitando el trabajo). Para asarlos, lo suyo es una horita al horno a unos 180 o 200 grados. Cuando la piel se despega del pimiento están listos. Finalmente, los aliñaremos con un poco de ajo, sal y aceite de oliva.

La masa: ingredientes.

Harina (para esta receta pondremos medio kilo largo)

Un vasito de agua y medio de aceite.

Levadura de panadería

Receta

Juntamos todos los ingredientes en un bol excepto el agua que añadiremos poco a poco sin volvernos locos y con el fin de conseguir una masa perfecta. Sabremos que está en su punto cuando ya no se nos pegue en los dedos.

Listos! Estiramos la masa sobre la placa de horno dejando los bordes más elevados. Si se sabe hacer rizos, se hacen y si no se sabe, no pasa nada: la coca estará igual de buena.

Extendemos los pimientos y las aceitunas y se hornea. De nuevo de 180 a 200 grados (dependiendo del horno) unos 30 minutos o hasta que la masa esté doradita. Id vigilando!

*Esta coca se puede hacer también con gató (pintarroja). Este pescado de la familia de los tiburones se debe escaldar antes de cocina, hay que pelarlo bien y se prepara en pequeños trozos que suelen macerar con ajo, perejil y pimentón rojo. Se puede incluso hacer media coca de gató y media de pimientos.

coca_oliva_gato

En fin que las posibilidades son amplias. La coca de sofrito también está para chuparse los dedillos.