La Asociación Circolar busca nuevo emplazamiento para la carpa de circo que, hasta ahora, estaba instalada en Cala Llonga. Los responsables del proyecto no han logrado un acuerdo con el Ayuntamiento de Santa Eulària para conseguir una licencia de actividad permanente, por lo que han decidido cambiar su ubicación. Y es que la normativa que regula el circo es la de actividades itinerantes, por lo que la Asociación no puede desarrollar su proyecto a largo plazo, para el que necesitaban permiso hasta finales del 2018.

Han pasado seis meses desde que se instaló la carpa en Cala Llonga y, según la asociación, no han logrado suficiente implicación del Ayuntamiento de la Villa del Río. Además, han explicado que la excesiva burocracia y el coste de los informes que deben presentar cada tres meses hace inviable para Circolar seguir funcionando como hasta ahora y por eso están ya en conversaciones con otros consistorios de la isla con el fin de encontrar una ubicación definitiva y continuar con su actividad y sus proyectos de circo social.

La carpa de Circolar en Cala Llonga

Lo que más ha indignado a los miembros de la asociación circense, según han explicado, es que ya habían conseguido formar parte del catálogo del circuito del TalentIb, programa del Govern balear que promueve la programación de actividades culturales, potenciando los espectáculos, compañías y artistas de las Islas Baleares. Además, habían programado un evento, el Circus Show, que tuvieron que suspender con solo dos días de antelación tras recibir el aviso municipal de que no podían continuar con su actividad, cuando ya tenían cerradas las actividades con artistas y profesionales para los meses de verano, entre ellos La Mari de Chambao.

Desde Circolar recuerdan que, entre otros proyectos, su organización se ha dedicado a potenciar el circo y las artes realizando más de una decena de formaciones profesionales en el ámbito del circo para adultos, cursos para niños y niñas, más de una veintena de espectáculos familiares y potenciando la creación de espectáculos locales en las instalaciones de la carpa. Además han invertido más de 17.000 euros, por lo que ahora su intención es poder continuar trabajando en un nuevo emplazamiento donde la tarea administrativa y el compromiso político hagan más fácil su labor.

Los miembros de la Asociación Circolar

Circolar lleva más de una década diseñando, programando y produciendo actividades regulares y proyectos sociales como el que actualmente desarrollan con los chicos y chicas del Centro de Menores de Sa Coma. Además han trabajado en el Hospital de Can Misses en 2017, en las residencias de mayores de Sa Serra y Cas Serres, y también con entidades y proyectos como APNEEF y Un mar de Posibilidades con diferentes programas de circo inclusivo.