Como sabéis estos días en Ibiza Family Magazine estamos sorteando un Árbol de Navidad. Se trata de un original árbol realizado en su totalidad… con globos!!! A mí, personalmente, los Árboles de Navidad me encantan… me gusta que los árboles se vistan de gala… Sabíais que la costumbre proviene de los Druidas de Europa Central?

Por otro lado, en cuanto a bolas de Navidad…hay auténticas piezas de colección!!!

También me gustan especialmente los árboles porque cuando hace ocho años nació mi hijo Marc decidí abandonar formalmente el Frente de Liberación Antinavideño (FLAN) para unirme al mucho más optimista y buen-rollero (quien me ha visto y quien me ve) Frente Pro Navideño (Freprona). La primera acción de mi nueva condición consistió en quedar con una de las amigas más pro-navideñas que tengo y pedirle consejo sobre cómo organizar mis futuras Primeras Navidades: Papá Noel o Reyes? Belén o Árbol? Salsa o Turrón? Después de un acalorado debate al que se unió mi compañero, el suyo y varios familiares y amigos más, llegamos a distintas conclusiones que he respetado hasta ahora. Mi hijo desconoce nuestro pasado FLAN, las Navidades son sus fiestas PREFERIDAS y está convencido de que nuestras tradiciones son seculares.

En fin, todo esto para contaros que, desde luego, nos decantamos por el Árbol de Navidad (bueeenos vaaaale también hacemos un belén con plastilina en el que normalmente hay, sobre todo, elefantes y gorilas…) y que, para adornar ese árbol, desde aquel año, mis amigos, Sandra y Pep, nos han ido trayendo una bola de navidad al año… la traen de cada uno de los viajes que realizan cada ¡¡¡verano!!!

Éstas son las que nos ha ido trayendo:

bolas navidad 1

Noruega (Bergen), agosto de 2006

bolas navidad 2

Irlanda (Dublin), junio de 2010

bolas navidad 3

Barcelona (Centro de Cultura Contemporánea), junio de 2009

bolas navidad 4

Nueva York, verano de 2008

bolas navidad 5

Islandia (Reikiavic), septiembre de 2010

bolas navidad 6

Noruega (Berguen), verano de 2007. Bola de cristal pintada a mano.