En el fondo, a estas alturas de verano en Ibiza, ya vamos todos y todas desbaratados. Los peques con unos horarios que ya los querrían para ellos los DJ ibicencos, hasta las mil con los ojos como platos, las largas tardes en las que los “me aburro”, “hacemos algo?”  son ya  la tónica o las llamadas (ya sin efecto) de atención al grito de “dejad la tabet, los móviles y apagad la TV” es el mantra de cada dia.
Sí, llegó…

septiembre

…a Ibiza y las carreteras se empiezan a normalizar (ya no estás una hora de reloj para recorrer apenas 20 km), en las playas ya hay espacio para nuestras toallas y las publicidades empiezan a anunciar las “closing party” de todas las discotecas!
Porque quién más quién menos (a los papis y mamis me refiero) habéis tenido jornadas maratonianas, habéis tenido los nervios a flor de piel, el estrés pegado a vuestras cervicales y la paciencia…ay! la paciencia, al borde del abismo unas 100 veces este último mes… Otros habréis podido disfrutar de unas vacaciones, habréis aprovechado para “huir” de la isla , sabed que sois los elegidos, los afortunados, como en una nueva saga de “Juegos del hambre”. Pocos se escapan a las “ventajas” de la isla del lujo y la sofisticación.

Comenzad a respirar, llega septiembre con el fresquito a primera hora de la mañana, con el aeropuerto lleno de aviones saliendo por patas con miles de turistas y nosotros, que nos quedamos recogiendo lo que ha quedado y retomando… retomando nuestro ritmo

Septiembre en Ibiza

Si habéis leído hasta aquí, sois auténticos residentes, así que bienvenido septiembre, bienvenida Ibiza, bienvenidos a nuestra vida real, con nuestro cole, nuestras carreteras por las que podamos circular, nuestras playas, nuestros pequeños lujos, salir sin jugarte la vida, disfrutar de un rincón de la isla, pasear, ir al campo, hacer torradas con amigos, sentarse en un terracita y ver la vida pasar… Sé que todavia en pronto… pero en unas semanas este post tomará todavia más sentido.

Septiembre en Ibiza

Ya podéis dejar todos de disimular, llega septiembre y os podéis sentir como en casa: bienvenida Ibiza