La semana pasada vinieron mis amigas de Valencia a verme. Mis amigas y… sus hijas, lo que significa… cinco niños de 3 a 8 años durante tooodo un fin de semana largo de cuatro días. El plan, como no podía ser de otra manera, fue playa por la mañana y playa por la tarde!!! Eso sí, no repetimos ninguna… Por mi parte, cada día les preguntaba a las peques cual había sido la playa que más les había gustado. Recorrimos algunas de las calas más bellas de la isla…

aigues blanques 1

…pero ellas insistían en que la playa que más les había gustado era.. la del primer día: una de la largas playas de arena que rodean la ciudad de Ibiza. La razón era obvia: era la playa con más arena de todas!!! Mi hijo Marc, fan indiscutible de playas como s’Illot d’es Renclí, su preferida desde hace ya unos añitos, no daba crédito, pero es que hay que entender que hay niños de arena y niños de roca. Marc disfruta, sobre todo, pescando y buceando, luego rocas. Hay niños de castillos y hacer volteretas en la orilla, luego arena, arena y arena!!!
El caso es que no se ponían de acuerdo… hasta que llegamos a… Aigües Blanques.

Foto de Pep Tur vía És Així Disseny

Aigües Blanques está muuuy lejos, pasando San Carles de Peralta y cuesta llegar a la playa…hay que estacionar en uno de los aparcamientos adecuados para ello y bajar una larga cuesta de cemento (no apta para cochecitos de bebés, ni para picnics demasiado pesados!!). Pero, os aseguro que todo el esfuerzo que cuesta llegar merece la pena. Creo que es una de las playas más hermosas de la isla y, os cuento un secretito que me contaron (yo aún no he ido), en sus alrededores crece un auténtico bosque de adelfas que ha vuelto a florecer después de varios años yermo.

Cuando nosotr@s llegamos era al atardecer y quedaba poca gente en la playa. Anduvimos hasta el final, donde encontramos uno de los dos chiringuitos. Estaban cerrando, pero lo tomaban con calma y sin prisa y sonaba un poquito de buena música. Los niños que, como ya sabéis, son atérmicos, se bañaron. Nosotr@s pedimos cañitas y tintos de verano mientras cenábamos el hummus y el tabule (y nuggets para los peques) que habíamos preparado antes de salir de casa.

 Foto de Pep Tur vía És Així Disseny

Hacía fresquito y, en la orilla, habían encendido pequeñas hogueras. Al terminar el día, tod@s estuvimos de acuerdo: los niños de arena y los de roca, las mamis, los papis y los amigos sin hijos… todos estuvimos de acuerdo en que ésta ha sido, al menos esta vez,  la mejor playa de este viaje.